3 de marzo de 2021

Cecilia Grierson, pionera de la enfermería en Argentina

Por: Soledad Schoenknecht, coordinadora nacional de enfermería de FME Argentina

Soledad Schoenknecht, coordinadora nacional de enfermería de FME Argentina

Hasta mediados del siglo XIX el cuidado y atención de las personas enfermas, estaba a cargo de la Iglesia Católica a través miembros de sus órdenes religiosas sin ninguna formación.

Fue recién en 1891 cuando Cecilia Grierson funda en Buenos Aires, la primera escuela de Enfermeras de América Latina y se produce así, un giro transcendental para la historia de la enfermería en nuestro país.

Cecilia Grierson

Cecilia Grierson, hija de colonos escoceses e irlandeses, nació el 22 de noviembre de 1859, se recibió de maestra y luego ingresó a la carrera de Medicina y en 1889 obtuvo su doctorado. En esa época las mujeres no podían ejercer la medicina. Era una tarea reservada únicamente para los hombres.

Esta situación, lejos de frenar a Cecilia la inspira para concretar su sueño y poner en práctica todos sus conocimientos de medicina, dando un espacio a la educación formal de la enfermería.

Inspirada en el modelo de Florence Nightingale, estableció el uso de uniforme para las enfermeras, que posteriormente fue adoptado por la mayoría los países latinoamericanos.

Cecilia Grierson preparó manuales aptos para las enfermeras, (más didácticos que los textos europeos), considerando que el mejor medio para proporcionar alivio a los que sufren es colocar a su lado personas comprensivas, afables y capacitadas que puedan colaborar con el médico en la lucha por recobrar la salud.

En 1900 fundó el Consejo Nacional de Mujeres y la Asociación Obstétrica Nacional. Diez años después, presidió el Congreso Argentino de Mujeres Universitarias y se destacó en la Comisión de Sordomudos del Patronato de la Infancia y en numerosos cargos y misiones que le encargaran las autoridades.

Su lucha por los derechos de las mujeres no se limitó al campo médico. En la primera década del siglo XX, extendió sus reclamos a los derechos civiles y políticos de las mujeres y participó de los primeros congresos feministas del país.

Escribió numerosos libros y otras publicaciones sobre medicina, educación y temáticas diversas.

Cecilia Grierson fue también pintora, escultora y buena deportista. Hacia el final de su vida residió en la ciudad cordobesa de Los Cocos, hasta que falleció el 10 de abril de 1934.

Frente a los desafíos tan grandes que estamos afrontando, recordamos con orgullo y emoción, los aportes que esta gran mujer hizo en el campo de la enfermería y en la valorización de los derechos de las mujeres en el país.