3 de marzo de 2021

Historia de la Enfermería en Brasil

Por: Regina Alves, gerente nacional de enfermería de FME Brasil

Regina Alves, gerente nacional de enfermería de FME Brasil

El surgimiento de la Enfermería en la sociedad brasileña ocurrió en el período colonial, como una simple prestación de cuidados a los enfermos, realizada, en su mayoría, por esclavos que trabajaban en los hogares.

Cabe destacar la labor del Padre José de Anchieta, quien prestó asistencia a los necesitados ejerciendo las actividades de médico y enfermero.

Otro personaje importante en la historia de la Enfermería es Frei Fabiano Cristo, quien durante 40 años trabajó como enfermero en el Convento Santo Antônio de Río de Janeiro (siglo XVIII), donde los esclavos jugaron un papel importante apoyando a los religiosos en el cuidado de los enfermos.

Recién en 1822 Brasil tomó las primeras medidas de protección de la maternidad, y que son parte de la legislación mundial, gracias al trabajo de José Bonifácio Andrada e Silva. La primera sala de partos operó en Casa dos Expostos, en 1822.

En este escenario, aparece un personaje muy importante para la Enfermería en Brasil: ANNA NERY, nacida el 13 de diciembre de 1814, en Bahía.

Anna Nery trabajó como voluntaria en hospitales durante la Guerra de Paraguay. A pesar de todas las dificultades y condiciones precarias que encontró, se destacó por su dedicación a las actividades que realizaba. Viuda, luego de ver a sus hijos y hermanos partiendo a la guerra, escribió una carta al presidente de la provincia en la que ofrecía sus servicios como enfermera mientras durara el conflicto. Salió de Bahía, en 1865, para ayudar al Ejército, que era pequeño y contaba con poco material.

Trabajó hasta el fin de la guerra, en la que perdió a uno de sus hijos y a un sobrino, que se había incorporado al ejército como voluntario de la patria. La dedicación y el coraje de Anna Nery fueron reconocidos por el entonces emperador de Brasil, d. Pedro II, y así comenzó a recibir una pensión vitalicia del gobierno. Además, fue condecorada con la Medalla de Plata General de Campaña y con la Medalla Humanitaria de Primera Clase.

Fue considerada la PRIMERA ENFERMERA BRASILEÑA y falleció el 20 de mayo de 1880, en Río de Janeiro, hace 140 años.