3 de marzo de 2021

Santa Rosa de Lima patrona de las enfermeras del Perú

Por: Ana Estrada, Jefa Nacional de Enfermería de FME Perú

Ana Estrada, Jefa Nacional de Enfermería - FME Perú

La celebración del Día de la Enfermería Peruana se lleva a cabo el 30 de agosto, esto a raíz de una Bula Papal - documento sellado con plomo sobre asuntos políticos o pontificios - que expidió el Papa Pío XII (en 1955), coincidiendo así con la celebración del Día de Santa Rosa de Lima, dicha celebración fue establecida por el gobierno de Manuel Odría. Es el 10 de setiembre de 1958, que el mismo Papa Pio XII declara a Santa Rosa de Lima, patrona de las enfermeras del Perú, luego que un gran grupo de ellas lo solicitara.

Isabel Flores de Oliva (nombre secular de Santa Rosa de Lima) nació el 30 de abril de 1586, en la capital del entonces Virreinato del Perú. Desde muy pequeña mostró una gran inclinación por la oración y consagró su vida a Jesús. Siendo muy hermosa, decidió cortarse el cabello y cubrir su rostro para evitar ser admirada por su belleza. Santa Rosa muy joven aún quiere ser monja agustina o religiosa terciaria; cuenta la historia que todos los días revoloteaba junto a ella una mariposa de colores blanco y negro, hecho que asocia a las mujeres de la orden terciaria de las Dominicas (que vestían túnica blanca con manto negro); poco tiempo después es admitida en esa misma orden y llevó su vida religiosa en casa.

Santa Rosa sólo salía para visitar el templo de Nuestra Señora del Rosario y atender las necesidades de los más pobres de la ciudad, es así que luego brinda asistencia a muchos enfermos que se acercaban a su casa buscando ayuda, creando una especie de casa de enfermería en su hogar. Ella consagró su vida a la atención de los enfermos y niños pobres.

Su beatificación se realizó en el Convento Dominico de Santa Sabina en Roma, en 1668. Fue canonizada por Clemente X el 12 de abril de 1671 y fue la primera mujer americana declarada santa por la Iglesia Católica.

Santa Rosa es patrona de Lima y del Perú, así como de América, Filipinas e Indias Orientales y es reconocida como tal en más de 60 instituciones de Europa, América del Sur y América del Centro.


Historia de enfermería en el Perú

Los orígenes de la enseñanza de la enfermería en nuestro país, eran de carácter benéfico y empírico. Es en octubre de 1907 que se funda la primera Escuela de Enfermería, cuya sede fue en la Casa de Salud de Bellavista (Provincia Constitucional del Callao) y administrada por la Sociedad de Institutos Médicos. La primera Directora de la Escuela fue la enfermera inglesa Louise Kurath, nada menos que discípula de la misma Florence Nightingale.

Escuela Nacional de Enfermeras Arzobispo Loayza

La Escuela Nacional de Enfermeras Arzobispo Loayza, fundada en 1915, ofreció adicionalmente la especialización de Enfermeras Visitadoras. En 1942 fue fundada, también en Bellavista - Callao, la Escuela de Enfermeras del Hospital Daniel Alcides Carrión, a cargo de las Hermanas de la Caridad.

El 07 de enero de 1947, ante la necesidad de uniformizar y reforzar la calidad de los planes de enseñanza de la enfermería, el gobierno aprueba por decreto supremo los Estatutos de las Escuelas de Enfermería, en base al proyecto elaborado por la comisión constituida por representantes del gobierno, las Escuelas de Enfermería civiles y Militares, Sanidad Naval, la OPS/OMS y la fundación Rockefeller.

Actualmente más de veinte Universidades a nivel nacional ofrecen la carrera profesional de Enfermería y, como dato estadístico adicional, el número de profesionales de Enfermería llega a un promedio de 15 por cada 10,000 habitantes.

Las enfermeras como profesionales de la salud cumplen y tienen un papel fundamental en la sociedad peruana, garantizando una mejor calidad de vida en la salud de la población ya sea a nivel público o privado, desde los 4 pilares de la formación: en el área asistencial, administrativa, docente o de investigación.

“Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús. No debemos dejar de ayudar a nuestros vecinos porque en ellos servimos a Jesús." (Santa Rosa de Lima)